US flag signifying that this is a United States Federal Government website   Official website of the Department of Homeland Security

U.S. Flag and Keyboard

Compartimos la responsabilidad por nuestra seguridad colectiva

Desde el primer día, este gobierno ha operado conforme a la premisa de que la seguridad es una responsabilidad compartida. Independientemente de quiénes somos –estudiantes, pequeños empresarios, socorristas, miembros de las Fuerzas Armadas o civiles– todos desempeñamos una función.

Esto implica confianza en el pueblo estadounidense, como también la noción de que la franqueza y la conciencia generalizada de las amenazas que todos enfrentamos, además de medidas concretas que pueden tomar las personas, familias, comunidades, empresas y gobiernos a fin de prepararse para emergencias y catástrofes, producen un nivel mucho más alto de seguridad de lo que el gobierno federal puede proporcionar si actúa solo.

Hoy anuncié el fin del antiguo sistema de alarmas codificadas por colores, debido a la confianza que tenemos en los estadounidenses que comparten la responsabilidad por nuestra seguridad colectiva. En su lugar, implementaremos un nuevo sistema que se basa en una premisa clara y simple: cuando surja una amenaza que podría afectarlos a ustedes, los miembros del público, se lo diremos. Les proporcionaremos toda la información posible para que puedan protegerse a sí mismos, su familia y comunidad.

El nuevo sistema, denominado el Sistema Nacional de Avisos sobre Terrorismo (National Terrorism Advisory System), refleja el hecho que siempre debemos estar alerta y listos. Con el nuevo sistema de dos niveles, el Departamento de Seguridad Nacional (Department of Homeland Security o DHS) coordinará con otras entidades federales para emitir alarmas formales y detalladas con respecto a información sobre una amenaza terrorista específica o verosímil. Estas alarmas incluirán una afirmación clara de que existe una “amenaza inminente” o “amenaza elevada”. Estas alarmas también proporcionarán un resumen conciso de la amenaza potencial, información sobre medidas que se están tomando para garantizar la seguridad pública y los pasos que se recomienda que den las personas y comunidades, empresas y gobiernos.

Cuando tengamos información sobre una amenaza específica y verosímil, emitiremos una alerta formal proporcionando la mayor información posible. Según el tipo de amenaza, es posible que se envíe la alarma a un público limitado y específico como agencias de la ley o un segmento del sector privado, como centros comerciales y hoteles.

Las alarmas se enfocarán más en un sistema de dos niveles: amenaza “inminente” o “elevada”. Como mínimo, las alarmas incluirán una afirmación sobre si existe una amenaza inminente o elevada.
También es posible que se emita la alarma más extensamente al pueblo estadounidense para distribuirse —por medio de declaraciones del DHS— a la prensa, como también nuestro sitio de Internet y medios sociales como Facebook, Twitter y nuestro blog.

Ya que un cambio de esta trascendencia no puede realizarse de la noche a la mañana, hoy estamos iniciando el periodo de implementación de 90 días en el que los gobiernos a nivel federal, estatal y local, agencias de la ley, socios en el sector privado y sin fines de lucro, aeropuertos y otros centros de transporte realizarán la transición al nuevo sistema. Nos hemos comprometido a asegurarnos de lanzar el NTAS de la manera correcta, para que pueda ser el sistema más eficaz posible para beneficio no solo del público sino también de todos nuestros socios. Durante el periodo de implementación, se seguirá utilizando el antiguo sistema.

Las alarmas serán específicas a la amenaza. Es posible que recomienden ciertas medidas o sugieran estar atentos a ciertos tipos de conducta sospechosa. Además, las alarmas tendrán una fecha específica de vencimiento, la cual se extenderá solamente si surgen datos nuevos o si la amenaza evoluciona.

Esto significa que pronto llegarán a su fin las grabaciones automatizadas en los aeropuertos sobre un nivel codificado por colores que a menudo venía acompañado por poca información práctica. El nuevo sistema se basará en la noción de sentido común que todos estamos en esto juntos y tenemos una función que desempeñar.

El NTAS se desarrolló con el mismo espíritu de colaboración: en gran medida, fue la labor de un grupo de trabajo bipartidista que incluyó a agentes de la ley, ex alcaldes y gobernadores, y miembros del gobierno previo.

Estamos conscientes de que no podemos lograr 100 por ciento de protección contra el terrorismo 100 por ciento del tiempo, pero al darle la posibilidad al pueblo estadounidense de compartir la responsabilidad de proteger a nuestras comunidades y al trabajar con socios en todo el país, podemos continuar haciendo todo lo posible para mantener seguros a nuestros conciudadanos y comunidades, y así lo haremos.

Secretaria Janet Napolitano
Published by the U.S. Department of Homeland Security, Washington, D.C.
Categories: 
Back to Top