You are here

Archived Content

In an effort to keep DHS.gov current, the archive contains outdated information that may not reflect current policy or programs.

Acción Ejecutiva sobre Inmigración

(English)

El Presidente le solicitó al Secretario Johnson y al Fiscal General Eric Holder llevar a cabo una rigurosa e inclusiva revisión para presentar recomendaciones sobre cómo reformar a través de acción ejecutiva nuestro sistema de inmigración que no funciona.  Este proceso de revisión buscó el asesoramiento y las aportaciones de los hombres y mujeres encargados de la aplicación de las políticas públicas, así como de ideas de una amplia gama de grupos de interés y los miembros del Congreso de ambos partidos. Nuestra evaluación identificó las diez áreas siguientes en las que, dentro de los límites de la ley, podríamos tomar acción para aumentar la seguridad en la frontera, concentrarnos en los recursos de aplicación de ley, y asegurar la confiabilidad en nuestro sistema de inmigración.

Acciones Ejecutivas

Fortalecer la Seguridad en la Frontera

DHS implementará una Estrategia de Campaña sobre Frontera Sur y Enfoques (documento en inglés) para alterar fundamentalmente la manera en la que alineamos los recursos hacia la frontera.  Este nuevo plan utilizará los recursos de DHS de una manera estratégica y coordinada para proporcionar el cumplimiento efectivo de nuestras leyes e interceptar aquellas personas que intentan entrar ilegalmente a través de tierra, mar y aire.   Para lograr esto, DHS ha comisionado tres grupos de trabajo compuesto de varias agencias del orden público. El primero se centrará en la frontera marítima del sur. El segundo estará a cargo de la frontera terrestre del sur y la Costa Oeste. El tercero se encargará de investigaciones para apoyar a los otros dos grupos de trabajo.  Además, DHS continuará el aumento de aquellos recursos que redujeron efectivamente la cantidad de menores sin acompañantes que cruzaron la frontera ilegalmente este verano.  Esto incluye agentes de Patrulla Fronteriza adicionales, personal de ICE, investigadores criminales, monitores adicionales y trabajar junto con el Departamento de Justicia (DOJ, por sus siglas en inglés) para reordenar expedientes en los tribunales de inmigración, junto con reformas en estos tribunales.

Revisar las Prioridades de Remoción

DHS implementará a través de todo el departamento una nueva política de aplicación de la ley y remoción, que pondrá máxima prioridad en las amenazas a la seguridad nacional, criminales convictos, miembros de pandillas, e inmigrantes ilegales detenidos en la frontera. Colocará como prioridad de segundo nivel a los convictos por delitos menores significativos o múltiples delitos y los que no son aprehendidos en la frontera que entraron o volvieron a entrar a este país de manera ilegal después del 1 de enero de 2014. La tercera prioridad se enfocará en aquellos que no eran delincuentes pero que no han cumplido con una orden final de remoción emitida a partir del 1 de enero de 2014. Bajo esta política revisada, los que entraron ilegalmente antes del 1 de enero de 2014, que nunca desobedecieron una orden de remoción previa, y nunca han sido convictos de crímenes serios, no serán prioridad para deportación. Esta política también proporciona guías claras sobre el ejercicio de la discreción procesal.

Eliminar el Programa de Comunidades Seguras y Reemplazarlo con un Nuevo Programa de Prioridad de Aplicación de Ley

DHS eliminará el programa de Comunidades Seguras y lo reemplazará con el Programa de Prioridad de Aplicación de Ley (PEP, por sus siglas en inglés) que reflejará de cerca y claramente las nuevas prioridades de aplicación de ley de DHS.  El programa seguirá apoyándose en los datos biométricos basados en huellas dactilares presentadas durante arrestos hechos por las agencias de orden público estatales y locales e identificará para las agencias federales del orden público los criterios específicos por los cuales una persona está bajo su custodia.  La lista de delitos criminales mayores ha sido tomada de la primera y segunda prioridad de nuestras nuevas prioridades de aplicación de ley.  Además, formularemos planes para involucrar a los gobiernos estatales y locales sobre las prioridades de aplicación de la ley y mejoraremos la capacidad del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) para arrestar, detener y deportar personas que aparenten ser una amenaza a la seguridad nacional, la seguridad en la frontera o la seguridad pública.

Reforma de Personal para Oficiales de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE)

En relación con estas reformas de aplicación de la ley y deportaciones, apoyaremos una realineación en las series de trabajos y paga por habilidades especiales para oficiales ICE ERO que están involucrados en operaciones de remoción.  Estas medidas son esenciales para llevar los salarios de los agentes y oficiales de ICE al nivel del personal de otras agencias del orden público.

Ampliar el Programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA)

Ampliaremos la elegibilidad a DACA para incluir una mayor cantidad de niños. La elegibilidad para DACA estaba limitada a aquellos que eran menores de 31 años al 15 de junio de 2012, que habían entrado a Estados Unidos antes del 15 de junio de 2007 y que eran menores de 16 años cuando entraron al país. Ampliaremos la elegibilidad para DACA para incluir todos los inmigrantes sin documentos legales que entraron a Estados Unidos antes de los 16 años de edad, y no tan solo aquellos que nacieron antes del 15 de junio de 1981.  También ajustaremos la fecha de entrada al país del 15 de junio de 2007 al 1 de enero de 2010.  Esta ayuda, incluyendo la autorización de empleo, ahora tendrá una duración de tres años en lugar de dos años.

Extender la Acción Diferida a Padres de Estadounidenses y de Residentes Permanentes Legales (DAPA)

DHS ampliará la elegibilidad para la acción diferida a las personas que (i) no son prioridades de remoción bajo nuestra nueva política, (ii) han estado en este país por lo menos 5 años, (iii) tienen hijos que a la fecha de este anuncio son ciudadanos estadounidenses o residentes permanentes legales, y (iv) no presentan otros factores que harían inapropiada la concesión de la acción diferida.  Estas personas serán evaluadas para la elegibilidad para acción diferida caso por caso y luego se les permitirá solicitar la autorización de empleo, siempre y cuando paguen una tarifa.  Cada persona será sometida a una minuciosa revisión de antecedentes en todas las bases de datos relevante a la seguridad nacional y bases de datos criminales, incluyendo las bases de datos del FBI y DHS.  Al tener autorización de empleo, estas personas tendrán que pagar impuestos y contribuir a la economía.

Ampliar las Exenciones Provisionales a Cónyuges e Hijos de Residentes Permanentes Legales

El programa de exención provisional de DHS anunciado en enero 2013 para los cónyuges e hijos de ciudadanos estadounidenses será ampliado para incluir a los cónyuges e hijos de residente permanentes legales, así como los hijos adultos de ciudadanos estadounidenses y residentes permanentes legales. Al mismo tiempo, clarificaremos el estándar de “dificultad extrema” que debe cumplirse para obtener una exención.

Revisar la Reglamentación para Permisos (“parole”)

DHS comenzará a trabajar reglamentación para identificar las condiciones bajo las cuales se les deben otorgar a los empresarios talentosos permisos de entrada a Estados Unidos, sobre la base de que su entrada al país produciría un beneficio económico público significativo. DHS también prestará apoyo a los militares y a sus esfuerzos de reclutamiento trabajando en conjunto con el Departamento de la Defensa para hacer frente a la disponibilidad de permisos para permanencia temporal en el país (“parole-in-place”) y acción diferida a los cónyuges, padres, e hijos de ciudadanos estadounidenses o residentes permanentes legales que interesan alistarse en las Fuerzas Armadas de Estados Unidos. DHS también emitirá guías para aclarar que cuando se le concede a alguien “permiso adelantado” (“advanced parole”) para salir del país – incluidos aquellos que obtengan la acción diferida – dicha persona no será considerada como que salió del país. A los extranjeros sin documentos legales generalmente se les impone una prohibición de entre 3 y 10 años, mediante la cual si salen de los Estados Unidos no pueden regresar al país durante dicho plazo.

Promover el Proceso de Naturalización

Para promover el acceso a la ciudadanía estadounidense, permitiremos el uso de tarjeta de crédito como opción de pago para la tarifa de naturalización, y ampliaremos la concienciación pública sobre la ciudadanía. Es importante tener en cuenta que actualmente la tarifa de naturalización es $680 y sólo puede ser pagada en efectivo, cheque o giro postal. DHS también explorara la viabilidad de ampliar las opciones de exención de tarifas.

Apoyar las Empresas y los Trabajadores Altamente Capacitados

DHS tomará una serie de acciones administrativas para mejorar la forma en que las empresas estadounidenses contratan y retienen los trabajadores extranjeros altamente capacitados y fortalecer ampliar las oportunidades para que los estudiantes obtengan adiestramiento práctico.  Por ejemplo, debido a que nuestro sistema de inmigración tiene largos periodos de espera para obtener las Tarjetas Verdes, modificaremos las reglamentaciones existentes y haremos otros cambios administrativos para proporcionar la flexibilidad necesaria para aquellos trabajadores que tienen aprobadas peticiones de visas basadas en el empleo.

Información Adicional

Last Published Date: October 15, 2015

Was this page helpful?

This page was not helpful because the content:
Back to Top