You are here

Archived Content

In an effort to keep DHS.gov current, the archive contains outdated information that may not reflect current policy or programs.

Transcripción de la Conferencia de Prensa del Secretario de DHS, Mr. Johnson, en la Oficinas Generales de Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos

Release Date: 
July 1, 2014

SECRETARIO: Estoy acompañado por el Administrador de FEMA, Craig Fugate, la  comisionada de CBP, Gil Kerlikowske, El Director Ejecutivo de Operaciones de Ejecución y Remoción y de ICE, Tom Holman, y el Asistente del Secretario de Servicios Humanos y Salud, Mark Greenberg. Estamos aquí para actualizarlos sobre los pasos que estamos tomando para abordar la gran ola de menores no acompañados a lo largo de nuestra frontera nacional del suroeste, enfocada en el sector del Valle del Río Grande. El año pasado CBP encontró 24,000 menores no acompañados cruzando la frontera. En mayo de este año, el número se ha duplicado hasta alcanzar los 47,000. Esto se correlaciona con un alza general en la inmigración ilegal dentro del sector del Valle del Río Grande, principalmente de nacionales de países, comúnmente conocidos como, del tercer mundo. Estos serían aquellos que provienen de Guatemala, El Salvador y Honduras, que representan aproximadamente, tres cuartas partes de esta población.

Personalmente, observé esta situación el 11 de mayo,- que era el Día de las Madres,  cuando visité el Centro de Estación de Procesamiento de McAllen. Me acerqué a una pequeña de 10 años de edad y le pregunté: “¿Dónde está tu mamá?”, a lo cual ella respondió: “No tengo una mamá. Estoy buscando a mi papá en los Estados Unidos”. Regresé a Washington al día siguiente determinado a hacer algo con respecto a esta situación. Así mismo, y según testifiqué ante el Congreso ayer, considero que este es un problema de proporciones humanitarias en el sector del Valle del Río Grande.

Ahora, les presentaré brevemente lo que estamos haciendo para tratarlo. Número uno: el lunes 12 de mayo, declaré una condición de preparación a Nivel IV dentro del Departamento de Seguridad Nacional, la cual es una determinación de la capacidad de CBP y ICE para lidiar con la situación en su totalidad, y la necesidad de hacer uso de todos los recursos del Departamento de Seguridad Nacional. Asigné al asistente del comisario de la patrulla fronteriza para ser el coordinador de ese esfuerzo y proporcionar una  amplia respuesta de DHS frente a esta situación.

Número dos: el 1º de junio, el Presidente, y conforme a la ley de Seguridad Nacional, me instruyó para establecer un grupo de coordinación unificado que apoyara a los activos de la totalidad del Gobierno Federal para lidiar con esta situación. Esto incluye DHS y todos sus componentes, HHS, el Departamento de Defensa, el Departamento de Justicia, GSA, y el Departamento de Estado. Así mismo, asigné al Administrador de FEMA aquí presente, Craig Fugate, para servir como Coordinador Oficial Federal de ese gran esfuerzo del Gobierno de los Estados Unidos. Con este esfuerzo, nuestro objetivo es transportar rápida y seguramente a los menores no acompañados de la custodia de CBP para que HHS se haga cargo, brindando soporte  a lo largo del camino de una manera humanitaria y segura y de manera definitiva, para llevarlos, a un medio ambiente seguro el cual, sea en el mejor interés de los menores, y de acuerdo a los requerimientos de la ley. FEMA colocó a 70 personas de tiempo completo para coordinar este esfuerzo. Además de eso, personas de otras agencias de nuestro gobierno están trabajando día y noche para colaborar con el mismo.

Número tres: estamos buscando más espacio para procesar y dar refugio temporal. El Departamento de Defensa nos prestó la Base Aérea de Lackland en Texas para que HHS dé refugio a los niños antes que HHS pueda apropiadamente determinar un tutor legal; liberando a Fort Sill en Oklahoma con el mismo propósito. HHS está también usando una instalación de DoD en Ventura, California, para atender el procesamiento de la afluencia de personas dentro del sur de Texas. Estamos también enviando menores no acompañados a Arizona para realizar el procesamiento, y después a HHS. GSA está también asistiendo en los esfuerzos para identificar espacio adicional.

Número cuatro: hemos traído más activos de transportación. La Guardia Costera, con mis instrucciones, está prestando activos aéreos para asistir en la transportación de menores de DHS a otros refugios. ICE también está alquilando dos aviones de flete adicionales.

Número cinco: estamos haciendo pruebas preliminares por razones de salud para todos aquellos que entran en nuestras instalaciones en el sur de Texas. La Oficina de Asuntos de Salud y la Guardia Costera están prestando recursos para este esfuerzo. A cada menor se le proporcionó una prueba de salud en las instalaciones.

Número seis: hicimos un llamado a las organizaciones no gubernamentales, organizaciones de voluntariado, o de caridad para asistir en este esfuerzo. A nuestra solicitud, la Cruz Roja Americana está proporcionando artículos de primera necesidad para cubrir la situación. Dichos artículos incluyen cobijas y juegos de higiene. Los grupos religiosos como los Hombres Bautistas de Texas proporcionaron regaderas movibles en el sur de Texas.

Número siete: el Departamento de Justicia está prestando recursos y jueces de inmigración para acelerar los procedimientos de remoción.

Además de todo esto, sabemos que debemos hacer algo para contener ésta oleada, por lo que les presentamos la medida número ocho: Estuve en contacto con los embajadores y otros funcionarios de los cuatro países – Guatemala, El Salvador, Honduras y México – afectados por esto, para conversar  acerca de nuestros intereses compartidos en materia de seguridad fronteriza, así como, la pronta repatriación. Planeo ir a Guatemala en julio para reafirmar mi compromiso personal con esta situación.

Número nueve: reiniciamos nuestra campaña de relaciones públicas en español y en inglés en la  radio, la prensa y la televisión, para hablar de los peligros de enviar menores sobre la frontera y los peligros de poner a los niños en las manos de organizaciones criminales de contrabando. En relación a esto, deseo dejar algo muy claro: DACA, el programa que ha estado en existencia desde hace dos años, y que está en proceso de ser renovado, es para aquellos que llegaron a este país en el 2007, hace siete años. Aquellos que cruzan dentro de este país, aún niños; hoy, ayer, o mañana; no son elegibles para el tratamiento de DACA.

Así mismo, la reforma de inmigración total está siendo considerada por el Congreso actualmente. De esta manera, todo camino emprendido para obtener el componente de la ciudadanía, como resultado de esta reforma, sería viable sólo para aquellos que han estado en este país desde el 31 de diciembre de 2011, es decir, alrededor de 18 meses. Aquellos que cruzan nuestras fronteras el día de hoy ilegalmente, incluyendo los niños, no son elegibles para ganar el camino a la ciudadanía de acuerdo con esta legislación. Yo también deseo hacer claro que quienes son aprehendidos en nuestra frontera se convierten en una prioridad para la remoción. y constituyen también una prioridad para la ejecución de nuestras leyes de inmigración, sin importar la edad.

Número diez: hemos aumentado los recursos de investigación criminal en ICE, de las investigaciones de Seguridad Nacional, y de CBP para la prosecución de aquellos que cometen contrabando de menores, familias y otros. En mayo, HSI concluyó una operación de ejecución enfocada que duró un mes y que se concentró  en el contrabando humano a lo largo de la frontera del suroeste, con operaciones en El Paso, Houston, Phoenix, San Antonio y San Diego que terminó en 163 arrestos de contrabandistas. He dado instrucciones para que se arranque en 90 días y se añadan 60 empleados de HSI adicionales para oficinas en San Antonio y Houston, para que trabajen con el Departamento de Justicia, así como para reforzar nuestras prosecuciones de las organizaciones de contrabando.

Número once : El 1º de mayo, di instrucciones para llevar a cabo un plan de campaña unificado para abordar la situación de la frontera suroeste, haciendo un llamado a todos los activos del departamento de una forma coordinada para abordar la seguridad en la frontera suroeste, y para atender a las omisiones, de ser necesario, e incluir a otros departamentos de nuestro gobierno en la asistencia. He pedido que consideremos todas las opciones legales para tratar con esas situaciones. Si hay opciones, queremos conocerlas.

Finalmente, la administración ha pedido la ayuda del Congreso. Continuamos trabajando muy de cerca con el Congreso para asegurar que tengamos los recursos que necesitamos para abordar la situación humanitaria. Apreciamos el apoyo que hemos recibido del Congreso para lidiar con la situación actual, mientras evaluamos nuestro manejo del presupuesto para el próximo año fiscal. Con esto, podemos y debemos hacer todo lo posible para abordar esta situación.

Gracias, y me gustaría pedir ahora al Administrador Fugate que tome la palabra.

CRAIG FUGATE: Bueno, buenas tardes. Cuando el Presidente y el Secretario tomaron la decisión de que lo que estábamos haciendo no estaba incluyendo todos los recursos del Gobierno Federal, el Presidente solicitó al Secretario, utilizar la Infraestructura de Respuesta Nacional. Más comúnmente ustedes piensan en la utilización de esta infraestructura como la manera en que respondemos a los desastres, a medida que van tomando curso, pero es cierto que es también un mecanismo coordinado donde debemos incluir todos nuestros recursos federales para enfocarnos en los desafíos  a los que nos estamos enfrentando. En este caso, la Infraestructura de Respuesta Nacional y las agencias que realizan este apoyo para las dos agencias líderes: Aduanas y Protección Fronteriza está en el punto de interdicción y al cuidado de esos menores hasta el punto que ellos los entreguen a los Servicios Humanos y de Salud, y apoyando a los Servicios Humanos y de Salud en su rol de reasentamiento del refugiado. Esta es una oportunidad donde vimos que el Secretario y el Presidente dirigieron las herramientas que a menudo ustedes relacionan con desastres, pero que son las mismas infraestructuras que usamos para incluir todos los recursos federales para enfrentar este reto.

De nuevo, mientras continuamos trabajando en esto, veo en realidad que nuestro papel, es la mediación para facilitar las cosas. Estamos usando muchas de las capacidades que tuvimos, pero más directas y enfocadas, especialmente en los menores no acompañados y centrándonos en su salud y bienestar a través de este proceso. De nuevo, como el Secretario indicó, mucha de la respuesta inicial, ha sido generada, a través de la comunidad religiosa, y ellas están activamente trabajando no sólo al punto donde nosotros proporcionamos el cuidado básico a esos menores, sino también son un componente clave en las oportunidades de reasentamiento de menores para el acogimiento familiar mientras ellos pasan a través del programa. Así que en este proceso, que se nos ha sido asignado para apoyar a las dos agencias líderes desde el punto de interdicción en la que ellos han sido puestos – ya sea que, sean reunidos con miembros de su familia o colocados en el cuidado de acogimiento familiar por un largo período de tiempo. Y de nuevo, es la facilitación de todos los recursos federales que se encuentran disponibles para apoyar la misión.

Pero me gustaría darle la palabra a sus dos agencias líderes que están realmente operando el manejo de esto. Y me gustaría iniciar con el Comisionado de Aduanas y Protección Fronteriza en persona. ¿Señor?

GIL KERLIKOWSKE: Muchas gracias. Y Sr. Secretario, gracias. Sé que ha habido un número de asuntos que han sido sometidos por todos ustedes, relacionados con quejas que han sido recientemente hechas. Permítanme asegurarles que firmé una orden hoy, para que esas quejas sean investigadas. Permítanme también – y creo que he demostrado mi compromiso no sólo con ese tipo de investigaciones y su transparencia – pero déjenme indicar un punto realmente significante. En mis múltiples viajes con los agentes de la Patrulla Fronteriza, los he visto llevar a cabo esfuerzos absolutamente heroicos; no sólo rescatando a los menores, pero cuidándolos más allá de sus habilidades. Ellos están realizando actividades desde la mezcla de fórmulas hasta traer ropa de sus propios hijos y cuidar de esos niños en una multitud de formas. Como el Administrador Fugate sabe, esto afecta a esos agentes, desde la perspectiva humana, pero ellos están absolutamente comprometidos para asegurarse que esos menores sean tratados no sólo con el mayor respeto y la mejor forma humana posible, pero francamente de la forma más amorosa posible.

MARK GREENBERG: Buenas tardes a todos. Soy Mark Greenberg. Estoy actuando como Asistente del Secretario de la Administración de Niños y Familias en HHS. Los menores no acompañados que están llegando al centro de los Estados Unidos son vulnerables, y ellos tienen necesidades importantes. Son jóvenes, y han sido separados de sus familias, y además han sobrevivido una trayectoria peligrosa. HHS tiene la responsabilidad de cuidar de esos menores de forma temporal; de protegerlos y de trabajar para colocar a cada menor en la situación menos restringida en el mejor interés del menor. Financiamos una red de instalaciones con licencia estatal que son operadas por organizaciones sin fines de lucro para cuidar por los menores no acompañados, en su mayoría en casas de convivencia grupal.

Cuando los niños llegan a esas instalaciones, se les realizan pruebas médicas, y todas las inmunizaciones necesarias para la protección en contra de enfermedades contagiosas. A ellos, se les hacen pruebas de tuberculosis; reciben un examen de salud mental ya que ellos frecuentemente muestran traumas, ya sea en su país de origen, o en la trayectoria, o en ambos. En las instalaciones, además de recibir servicios médicos y de salud mental, ellos también reciben nutrición, información de sus derechos legales, educación en salones de clases, oportunidades de actividades físicas, y servicios de colocación para facilitar la liberación segura  a familiares u otros patrocinadores que puedan cuidar de ellos. La estancia promedio con nosotros es de menos de 35 días.

La seguridad de esos menores y la seguridad del público americano son nuestras preocupaciones más apremiantes. En los últimos años, solíamos recibir referencias de CBP de 7,000 a 8,000 menores no acompañados cada año. El número ha ido establemente aumentando. En el 2012, servimos a más de13,000 menores; en el 2013 a más de 24,000; y la proyección de este año fue de 60,000, antes de los más recientes incrementos.

Como el Secretario indicó, estamos actualmente usando una variedad de instalaciones temporales para recibir el incremento en número de menores con la ayuda del Departamento de Defensa. Hay instalaciones operando en la Base Adjunta de San Antonio y Lackland, la Base Naval del Condado de Ventura en California, y pronto abriremos, una instalación adicional en el Fuerte Sill en Oklahoma. Apreciamos enormemente la colaboración y la cooperación de nuestros asociados federales, y la coordinación general de FEMA mientras trabajamos juntos para lidiar con las urgentes necesidades humanitarias de esos menores. Gracias.

SECRETARIO: Contestaremos unas preguntas. Si, señorita.

Reportero: Hola, si ustedes están proporcionando esos servicios a tantos menores, todo desde el transporte hasta los cuidados de la salud, vivienda y aún representación legal como DOJ lo ha anunciado, ¿no es eso lo que motiva a las personas a que vengan a este país… más personas querrían venir en lugar de no hacerlo un incentivo?

SECRETARIO: Yo diría que no. Primero y principalmente quiero reiterar el punto que hice hace un momento, el cual es que si cruza la frontera ilegalmente hoy, usted no es elegible para el tratamiento de DACA ni tampoco sería elegible para ganar el camino a la ciudadanía que está siendo contemplada por la legislación que se encuentra ahora ante el Congreso, la cual sinceramente espero y creo que el Congreso pasará. Ésta proporciona recursos, proporciona un camino a la ciudadanía y una variedad de otras cosas para mejorar nuestro averiado sistema de inmigración. Francamente, es también peligroso enviar menores al sur de Texas a un centro de procesamiento. Un centro de procesamiento y un buen número de nosotros aquí los hemos visto, no es  lugar para menores. Y poner a un menor en manos de una organización criminal de contrabando no es seguro tampoco. Si, nosotros proporcionamos un número de cosas a esos menores, cuando los encontramos, es porque la ley lo requiere así  y porque nuestros valores lo amparan, pero esto no es seguro. No es una situación deseable y no aconsejaríamos a ningún padre de familia a que envíe a su hijo o envíe a sus menores a través de este proceso.

SECRETARIO: Sí, señor.

Reportero: Parece que usted estuvo realmente afectado por los que vio en McAllen y me pregunto ¿cómo respondió a esa pequeña niña que le dijo que no tiene una mamá a quien regresar? ¿Cómo es eso un tratamiento humano regresarla allá si ella tiene su papá aquí? Y si puede hacerle una pregunta al Sr. de HHS. Me parece a mí que ustedes sabían que esto iba a suceder, pero sin embargo, me parece que la agencia estuvo un poco sorprendida de cómo responder a esto. ¿Puede quizá explicar qué han estado haciendo los últimos años para prepararse para esto?

SECRETARIO: Bueno primero, hemos estado enterados del incremento en la oleada por algún período de tiempo. Oí de esto, durante mi proceso de confirmación del Senado en otoño del año pasado. Y la razón por la que fui ahí. Estuve en el sur de Texas antes de este trabajo, pero no enfocado en este asunto, pero la razón de ir allá en mayo, fue porque estaba oyendo que los números estaban en aumento. Definitivamente cuando lo vi por mí mismo, y tuve la oportunidad de hablar con esos niños, fue una demostración vívida para mí del problema al que nos enfrentamos. De esa manera, subió arriba de mi lista en términos de cosas que requieren mi tiempo y atención personal, además de mis otras obligaciones de seguridad nacional. Así que, diría que la unificación familiar para un menor es algo que es crítico. Quiero ver a cada menor con un padre que puede cuidarlos. La ley requiere que lo hagamos en el mejor interés del menor. Y lo que estamos haciendo es lo que HHS indica como obligatorio y eso es lo que ellos están haciendo. Ellos están realizando un trabajo increíble en las circunstancias dadas para manejar el incremento de esa población. Y le doy la palabra a usted señor.

MARK GREENBERG: Gracias. Como indiqué en mis remarcas previas. El número de menores ha ido aumentando dramáticamente en los últimos años, y hemos estado construyendo de forma estable la capacidad para lidiar con el incremento en números. Como hice notar los rangos han ido subiendo de 7,000 a 8,000 a 24,000 el año pasado y anticipando 60,000 este año, y estuvimos construyendo de forma estable la capacidad que es necesaria para tener lugares permanentes para los menores. Lo que ha pasado en este período más reciente es que los números, particularmente desde los inicios del mes de mayo, han crecido a un paso por encima de lo que habíamos proyectado y por encima de lo que el Departamento de Seguridad Nacional había proyectado, y eso es lo que ha causado el más reciente conjunto de retos.

Reportero: Sí, Sr. Secretario. Gracias. Dos preguntas. Una es, estamos asumiendo que la mayoría de los menores son parte de familias que son también indocumentadas o que ellos podrían haber reclamado. ¿Hay un proceso donde las reclamaciones de una familia del menor al que ellos han reportado a ICE o ellos son puestos automáticamente en el camino de la deportación también? ¿Cómo es que el proceso funciona? Y también para usted, ¿cómo cree usted que eso delinea o informa la revisión que usted está actualmente sometiendo sobre las prácticas de deportación y los prospectos de la reforma de inmigración en la Casa de Representantes, la reforma completa en la Casa de Representantes?

SECRETARIO: Primero, nosotros rastreamos la procedencia de aquellos a quienes se les ha proporcionado una Notificación para Compadecer. Hay varias maneras para hacer eso en el proceso. Ese es el caso definitivamente. Me gustaría decir con respecto a los padres de familia, que no hay duda de una variedad de circunstancias, algunas podrían ser para residentes legales, algunas podrían ser para ciudadanos de los Estados Unidos. No asumiría que cada padre de familia con un menor reunido es indocumentado. Ya que hay una variedad de circunstancias. Segundo, mi revisión sigue en camino. Creo que hay mejoras que podemos hacer de cómo hacer cumplir nuestras leyes de inmigración y cómo podemos ejecutar nuestras prioridades de remoción para asegurar de mejor manera que estamos removiendo esos que representan la amenaza más grande a la seguridad pública, la seguridad fronteriza y la seguridad nacional. Creo que esto resalta la necesidad de una reforma de inmigración completa la cual incluya los recursos añadidos para la seguridad fronteriza así como la estabilidad en el derecho legal actual. Si el Congreso actúa, creo que conocemos desde hace años sino son décadas, nuestra ley de inmigración y hay una gran anticipación acerca de que podría hacerse con una reforma de inmigración total. Pero necesita estar claro que el Congreso actúa sobre la litigación pendiente del camino ganado a la ciudadanía, y que es para aquellos que han estado en el país por un año y medio, no para aquellos que cruzan la frontera el día de hoy. Pero, creo que una de las razones, una de las muchas razones, es que el Congreso necesita actuar en eso para que podamos tener una estabilidad en la ley y que haya una nueva reforma de inmigración ahí.

Reportero: Perdóneme, pero usted está siendo muy ambiguo. Usted dice que estamos actuando en el mejor interés de los menores lo cual es obvio, vivir en los Estados Unidos, y segundo, si usted está siguiendo la ley y ellos no son prioridades entonces ustedes aplicarán la deportación. ¿Esto significa que si los niños cruzan la frontera ellos serán automáticamente enviados a sus casas o ellos serán mantenidos aquí? Porque ustedes están creando un incentivo para que se queden, lo que está mencionando es una invitación para que más personas vengan aquí.

SECRETARIO: La ley requiere que actuemos en el mejor interés del menor. De esa manera cuando enviamos a un menor a HHS dentro de las 72 horas, que es lo que la ley requiere que hagamos con excepción de ciertas circunstancias, HHS actúa en el mejor interés del menor, lo cual frecuentemente significa regresar a ese menor con uno de sus padres.. Eso es lo que la ley requiere.

Reportero: ¿Hay algún límite a ese requerimiento legal considerando que son muchos los menores cuyos mejores intereses es vivir en los Estados Unidos?

SECRETARIO: La ley requiere que cuando mandemos un menor a HHS,  HHS actúe a favor del mejor interés del menor. Su misión es determinar cuál  es el mejor interés del menor. Frecuentemente, este signifique reunir al menor con su padre de familia en los Estados Unidos. Eso es lo que la ley requiere.

SECRETARIO: Sí, Señorita.

Reportero: Secretario Johnson, dos preguntas. En seguimiento con lo que [otro reportero] le ha preguntado, la mayoría de las personas de la audiencia que nos están viendo son hispanos. Algunos de ellos son padres de familia indocumentados. Estamos recibiendo llamadas. Ellos se preguntan primero, si ellos son indocumentados, ¿Eso lo descalifica, aún si reclamaron a sus hijos y mantienen a sus hijos aquí? Segundo, si sus ingresos pudieran no ser suficientes para que les sea posible mantener a sus hijos aquí, ¿qué pasaría?. Y en tercer lugar, ¿ya ha habido deportaciones de algunos de esos menores a países como Honduras.? Sabemos que para aquellos que son de México, ustedes cruzan la frontera, pero qué sucede con aquellos de Honduras, Guatemala, o Ecuador?

SECRETARIO: Mi mensaje a sus lectores, su audiencia de aquellos que pudieran tener menores de Centro América que quieran ser reunidos, es que la migración ilegal no es segura. La migración ilegal a través de la frontera por el sur de Texas no es segura. Un centro de procesamiento no es un lugar seguro para un menor. Poner a un menor en manos de una organización criminal de contrabando no es seguro. Su menor no será beneficiado por DACA si ellos vienen aquí ahora. DACA es para aquellos que vinieron aquí hace 7 años. La legislación que se contempla actualmente, para ganar el camino a la ciudadanía, es para aquellos que llegaron aquí hace 18 meses. Ese es mi mensaje a aquellos que están siguiéndolo en la prensa.

Reportero: Pero ¿qué hay de aquellos que ya se encuentran aquí en los centros? Estamos recibiendo llamadas de personas que quieren encontrar a sus hijos. Ellos saben que sus hijos están aquí, porque ellos recibieron una llamada diciéndoles que están en el centro.

SECRETARIO: No estoy alentando de ninguna manera o forma, la inmigración ilegal. Ese es el mensaje.

Reportero: No, pero lo que estoy preguntando, Sr. Secretario es que María Pérez una mujer indocumentada que su hijo se encuentra en un centro. ¿Cómo puede ella reclamar a su hijo? quizá el Sr. de HHS...

SECRETARIO: HHS tiene un proceso, el cual ellos pueden explicar, pero ellos tienen que actuar de acuerdo a la ley y en el mejor interés del menor.

Reportero: ¿Ellos terminarán en una colocación familiar, por ejemplo? ¿Podría explicarnos cuál es el proceso? Si el padre de familia es indocumentado, ¿eso lo descalifica para que sean reunidos con sus hijos?

MARK GREENBERG: Permítame clarificar. Cuando los menores llegan con nosotros, y están  inicialmente en esas instalaciones, nosotros buscamos identificar si ellos tienen a alguno de sus padres en este país. Si ellos no tienen a uno de sus padres en este país, o el mismo no ofrece un lugar de colocación adecuado, o si hay un familiar cercano, y si eso no es el caso, puede haber una amistad, que sea designada por la familia. Nuestro enfoque es mover a los menores fuera de las instalaciones y dejarlos con un patrocinador por este período. Tenemos una línea de ayuda, a la cual es posible llamar para pedir información, si algún padre o madre cree que su hijo está en una de las instalaciones. Pero nosotros también estamos contactándolos para hacer esas conexiones. Nuestra responsabilidad es que el menor tenga un patrocinador y mientras ellos estén con el patrocinador ellos estarán completamente sujetos a los procedimientos de remoción. Los procedimientos de remoción y los patrocinadores tienen la obligación de cooperar para que los menores continúen los procedimientos, para cooperar en el proceso de remoción, y reportar a DHS y al Departamento de Justicia si hay algún cambio de domicilio.

Reportero: Tengo que dar seguimiento, y si usted puede proporcionar más detalles en dos cosas. Una, usted dijo que usted se enteró de esta situación durante su proceso de audiencia de confirmación. Usted se enteró acerca de esta inminente crisis en la frontera. Si puede detallar acerca de que empezó a hacer entonces o que hizo inicialmente DHS durante su período de  transición. Y número dos. Si usted puede darnos más información sobre la fecha límite de la investigación de los abusos fronterizos, que implica también el abuso a los menores, ¿Cómo se va a hacer responsable a esas personas? ¿Cuál es la fecha límite de esas investigaciones? ¿Cuándo podemos enterarnos de los resultados iniciales? Gracias.

SECRETARIO: Primero que todo, lo que mencioné antes fue que me enteré de estos asuntos a los que se enfrenta el Departamento de Seguridad Nacional y este es uno de los asuntos más importantes que supe que serían una prioridad en el proceso de confirmación. Nosotros nos hemos enfocado por algún tiempo en la frontera del suroeste. Hemos comprometido recursos a un nivel sin precedentes por un largo período de tiempo de varios años. Las aprehensiones, las cuales tienden a rastrear intentos generales en la migración ilegal, han disminuido. Hemos dedicado un número de recursos, y de personal, así como tecnologías en la frontera del suroeste. Han habido recientemente afluencias enfocadas en el sector del Valle del Río Grande. También, hemos desarrollado en mayo un plan de campaña extenso de DHS para lidiar de manera general con la frontera del suroeste, la cual reunió los recursos totales de DHS, como mencioné en mis remarcas; También hay omisiones en los que reuniremos otros elementos del gobierno de los Estados Unidos para ayudarnos con esto. Así que nos hemos estado enfocando en la frontera del suroeste por algún tiempo en términos de recursos y de personal.

SECRETARIO: Creo que tenemos tiempo para una pregunta más. Pete, necesito dar la palabra a alguien en la última fila.                                                                                          

Reportero: Gracias. ¿Nos pueden ayudar a entender el requerimiento legal aquí: el mejor interés del menor? ¿Eso significa que un menor que entra a los Estados Unidos ilegalmente si tiene un padre de familia aquí pudiera estar en una postura diferente de inmigración de alguien que no es menor pero que entra a los Estados Unidos ilegalmente? ¿El mejor interés del menor hace la diferencia en términos de adjudicación?

MARK GREENBERG: Bueno, sí podría. Como el Secretario dijo previamente, a cada menor que nosotros procesamos se le proporciona una NTA y es colocado en los procedimientos de inmigración. Ellos tienen la oportunidad de ir en frente de un juez y de defender su caso. El juez de inmigración tomará la decisión, con respecto a, si el menor debe ser removido o no.

El menor ha cruzado recientemente la frontera, así que ellos deben permanecer como la prioridad de ICE.

Last Published Date: July 1, 2014
Back to Top